CIRUGIA MENOR AMBULATORIA

Las uñas enterradas constituyen un problema de salud e incluso de estética que, a causa del dolor y la inflamación asociados, puede afectar al caminar. Se manifiesta como una encarnación lateral, la más común, o anterior, es decir, hacia adelante. Las causas de este padecimiento son múltiples: malformaciones de tipo hereditario, abuso del zapato estrecho en la punta, pedicuras mal realizadas, artrosis, administración de algunos medicamentos, sobrepeso, etc.

La sintomatología incluye además el enrojecimiento de la zona y en muchas ocasiones se acompaña de una infección estreptocócica que provoca la aparición de abscesos. El diagnóstico debe ser realizado por un quiropodista profesional, quien también indicará el tratamiento que se debe seguir. El primer paso consiste en desinflamar uñas enterradas aplicando antibióticos y antisépticos tópicos. En segundo lugar, se enseña al paciente a cortarlas de manera apropiada y a usar calzado amplio.

Sin embargo, en aquellos casos en los que ocurren recidivas continuas, infecciones graves o molestias que no disminuyan con los medicamentos convencionales, se hace necesario recurrir a la cirugía de uñas encarnadas, la forma definitiva de solucionar el problema. Existen diferentes técnicas que se aplicarán considerando la morfología de la placa córnea y de los tejidos de alrededor con resultados funcional y estéticamente satisfactorios.

Tratamos con éxito las uñas enterradas

En la Clínica del Pie Luengo somos especialistas, con más de 10 años de experiencia, en curar uñas enterradas. Aplicamos modernos y avanzados tratamientos podológicos para eliminar esas molestas y desagradables callosidades y otras alteraciones que afectan al caminar. Si eres deportista te ayudamos a mejorar tu rendimiento y te enseñamos a prevenir futuras lesiones al recomendarte el calzado adecuado para desempeñar tu actividad.

Un aspecto importante que debes tener en cuenta a la hora de adquirir el calzado, es conocer si andas como pronador o supinador. Los primeros comienzan a desgastar la zona externa del talón y la interna de la parte frontal de los zapatos; los segundos, por el contrario, lo hacen por el lado exterior del área delantera. Si esta acción resulta excesiva, pueden aparecer molestias de rodillas y tobillos.

Te ofrecemos los servicios básicos de quiropodia (eliminación de callos y durezas). Solicita tu cita a través de nuestra página web o contáctanos a través de los números de teléfono 922 078 479 y 662 371 433, y atenderemos tus problemas relacionados con uñas enterradas, papilomas, pie diabético, dermatomicosis, etc.